Otros articulos escolares a la venta

Cuando hablamos de material escolar en lo primero que pensamos es en el típico material que utilizan nuestros hijos, es más quien tiene hijos en edad escolar puede que se lo sepa al dedillo. Lo que pasa que estamos acostumbrados a los típicos rotuladores, a las ceras blandas y duras, a lo sacapuntas y gomas de borrar y pensamos que con eso termina la saga sin darnos cuenta o sin saber que el material escolar se compone de muchos más productos que en un futuro seguro que van a necesitar nuestros hijos. Me imagino la cara de más de uno y más de dos que me esté leyendo ahora mismo, quizá esté pensando que digo esto porque quiero que gasten mucho más dinero, sé de sobra el desembolso tan grande que conlleva el tener hijos estudiando y la verdad que a muchos padres se les suele hacer cuesta arriba, como para que ahora venga yo diciendo que después van a necesitar más material, otro tipo de material que junto al que ya usan van hacer que tengamos grandes médicos, o abogados o vete tú a saber qué.

Sin duda este tema crea gran controversia entre algunos padres que opinan que sus hijos no necesitan tanto material escolar para trabajar, claro lo dicen padres que seguro no prestan mucha atención a los trabajos que realizan sus hijos, porque yo en mi caso puedo decir que mis hijas cualquiera de ellas utilizan todo el material que se llevan al cole, es más no les dura ni tan siquiera todo el curso más bien diría que en las listas que mandan los profesores suelen ser para tres meses y no más, lapiceros que duran muy poco por escribir un montón, por eso yo sí puedo decir que mis hijas utilizan y mucho todo el material escolar que les compro.

Y es que en ese sentido igual los padres deberíamos prestar mucha más atención en vez de quejarnos tanto cada vez que nuestros hijos empiezan el cole, para más información deberíamos pedir más tutorías y preguntar si nuestros hijos gastan de verdad todo el material escolar, en vez de dedicarnos a poner verdes a los profesores y decir en algunos casos autenticas barbaridades que desde luego no vienen al caso. Intentar de verdad saber en qué educación de nuestros nos gastamos ese dinero que tanto nos duele en la hijos.