Baja el paro pero aumenta el empleo precario

Este podría ser uno de los titulares más claros que podemos encontrar a día de hoy dentro de los diferentes medios de comunicación españoles. Y es que, a pesar de que tenemos que partir de la base de que la tasa de paro está descendiendo de un tiempo a esta parte, también tenemos que tener muy claro que la calidad del empleo que se está generando deja mucho que desear. No es cierto, que las políticas que está llevando a cabo el Partido Popular de Mariano Rajoy están generando un empleo de calidad. Es cierto, que de un modo u otro, está generando una gran cantidad de empleo pero lo que mucha gente no sabe, eso sí seguramente lo saben los empresarios, el trabajo no es el que cabría esperar para uno de los principales países de la Unión Europea. Un trabajo, que no hace otra cosa que aumentar la desigualdad ya existente en España.

 

Por tratar de profundizar un poco más en este tema, hay que decir que el empleo que se está generando principalmente tiene dos focos de acción. Por un lado tenemos que hablar del sector del turismo, el cual, es cierto, está resurgiendo cada mes que pasa. Sin embargo, hay que decir, y todo esto lo hacemos en función de las propias declaraciones de los empleados de este sector, que el sueldo no es para nada digno. Si bien es cierto que hace tan sólo una década, se podía pagar una media de entre 10 y 12 € cada hora trabajada, a día de hoy este dinero no llega a los 7 €. Esto no hace otra cosa que convertir lo que en su día fue un gran empleo en un trabajo completamente precario. Y claro está, esto, no hace otra cosa que repercutir en la calidad del trabajo ofrecido ya que si hay algo que se demuestra a lo largo de los años es que un empleado satisfecho con sus condiciones y su salario es un empleado que rinde mucho mejor.
Dentro del sector servicios, cabe destacar todo lo que tiene que ver con la atención al público. Supermercados de comida, tiendas de ropa, restaurantes y un largo etcétera, se están convirtiendo en los lugares en los que el empleo se está precarizado hasta unos límites insospechados hasta este momento. Lo curioso del caso es que en este sector, no encontramos unos sueldos excesivamente bajos ya que en la inmensa mayoría de los casos cumplen con el salario que se marca en el convenio vigente. El problema es que la duración de estos contratos no es para nada la que cabría esperar. De hecho, no son pocos los empleados y las empleadas los que trabajan únicamente por unas cuantas horas al mes. Una cotizacion tan escasa que no solamente no les permite tener un paro digno, sino que tampoco les permite acceder a alguna subvenciones y pone en tela de juicio su futura jubilación.